La provincia de Málaga y Fuengirola, una de las grandes olvidadas del Ministerio del Interior

SUP (Sindicato Unificado de Policía) todos los años, por desgracia, realiza la misma denuncia pública: cada verano se afronta con déficit de Policía Nacional. Este verano, ha alcanzado la cifra de 600.

La situación, que ha sido calificada como “especialmente precaria” en zonas como el aeropuerto y el puerto de la capital es una constante anual para nuestra provincia. En declaraciones a la cadena SER, la secretaria provincial de SUP, María Dolores Valencia, aseguró: “Apenas ha llegado un refuerzo con policías recién salidos de la academia, y todo ello hay que conjugarlo con dos puntos clave: el aluvión de pasajeros en el aeropuerto y la masiva llegada de pateras al puerto lo que requiere de un amplio operativo para atender a los inmigrantes”. A pesar de ello, el comisario provincial aseguró que se garantizaría la seguridad.

Ya el verano pasado el Grupo Municipal Socialista denunció la situación de desventaja en la que quedaba Fuengirola tras conocerse los datos del conocido como Plan Verano Seguro 2016: ni uno solo de los agentes enviados a la provincia fue a parar a nuestro municipio, donde la población entre junio y septiembre llega a cuadruplicarse. Ya entonces Javier García León, Secretario de los socialistas fuengiroleños, denunció públicamente que la alcaldesa y concejala de Seguridad no insistiera al Ministerio del Interior (a cuyas filas ideológicas pertenece) de esta necesidad del municipio que rige, además de matizar que “de entrada, las comisarías de la Costa del Sol cuentan con un déficit de plantilla superior al 30% de forma habitual”. La alcaldesa, por su parte, decidió delegar estas tareas en la plantilla de Policía Local. “La solución no es quitar de un sitio para poner en otro; hay que poner las cartas sobre la mesa y no permitir que Fuengirola quede olvidada por el Ministerio del Interior, como viene ocurriendo en los últimos años” manifestó García León. La realidad este año no ha sido muy distinta.

—————————————————————————————————————————————————————————–

Este verano, Fuengirola ha sido triste protagonista de las portadas de medios de comunicación por momentos de violencia entre jóvenes en la calle de madrugada. Dos peleas, en dos zonas distintas del municipio, pero con un hilo conductor: jóvenes que utilizaron extrema violencia.

La primera ocurrió en la calle Martínez Catena, con nueve personas detenidas. Fue la confrontación de dos grupos, entre 21 y 29 años. Entre otras, utilizaron botellas de cristal y una katana, con la que hirieron en el cuello a uno de ellos, que también acabó con una herida en el antebrazo. Cuatro de ellos fueron trasladados al Hospital Costa del Sol con heridas de gravedad, pero ninguna vida corrió peligro. Ocurrió a primera hora de la mañana del día 12 de agosto.

La segunda de ella fue en la avenida Carvajal, a las dos de la madrugada del 19 de agosto. Se saldó con tres heridos.

Los dos incidentes ocurrieron en dos sábados correlativos.

ÍNDICES DE SEGURIDAD EN FUENGIROLA: DATOS COMPARATIVOS ENTRE 2016 Y 2017

TABLA

Comparte: