Esta mañana, el portavoz del Grupo Municipal Socialista de Fuengirola ha realizado una valoración de la huelga de basuras del municipio, ante la falta de responsabilidad asumida por el equipo de gobierno, quien echa balones fuera con respecto.

 

Hace un año, en agosto de 2017, los trabajadores y trabajadoras de Urbaser convocaron una huelga que se desconvocó “in extremis” horas antes del día de inicio al ofrecer la empresa una subida salarial anual muy por debajo de la que reivindicaban, arrancando el acuerdo bajo la promesa de negociar un nuevo convenio fijándose plazos para ello y donde se discutiría sobre la totalidad de los conceptos salariales reivindicados.

El Equipo de Gobierno y particularmente el concejal Delegado D. Pedro Vega, eran conocedores de que el conflicto seguía latente y también eran conscientes que la amenaza de huelga en fechas sensibles y de alta afluencia de turismo dejaba de ser una amenaza y se iba materializar. ¿Cuándo? Pues desde, al menos,  el 29 de noviembre de 2017 cuando recibieron escrito de Urbaser solicitando la resolución de la concesión por mutuo acuerdo, propuesta que fue rechaza en el Pleno de 31 de enero de 2018” ha recordado el portavoz, quien también ha manifestado que, en su intervención de pleno, bajo una apariencia de intención ruptura contractual por la imposibilidad de uso de ciertas instalaciones en Mijas, existía una simulada razón económica.

Queda claro para mí que todo gira alrededor de un error en el cálculo de los costes que presentó  URBASER en el trámite de licitación del servicio y que quiere recuperar a costa de los trabajadores de ahí su contumaz negativa a sentarse a negociar.

En suma, a pesar de los intentos de negociación en estos últimos días, mi Grupo entiende que ha existido en el Equipo de Gobierno una dejadez de funciones y una relajación de su deber de diligencia en cuanto que han contado con más un año para llevar a cabo una auténtica mediación entre los trabajadores y la empresa concesionaria, esto es, sin mostrar preferencias sobre ninguna de las posiciones y presionando a la que se haya negado a negociar el convenio, por lo tanto, han de asumir la parte de responsabilidad que sobre el asunto les corresponde, la responsabilidad política por omisión de las obligaciones asumidas frente a los ciudadanos y ciudadanas de procurar el servicio de recogida de basura en todo momento y máxime cuando se trata del mes con mayor afluencia turística”.

En cuanto a la opinión del Grupo Municipal Socialista con respecto a la huelga, Serrato ha expresado que el derecho a la negociación colectiva y a la huelga está garantizados por la Constitución española en su artículo 37 y, por lo tanto, su ejercicio por los trabajadores de Urbaser es absolutamente legítimo; pero también pueden entrar en colisión con el artículo 43 de la Constitución Española que consagra el derecho a la salud de los ciudadanos, por lo que se ha de disponer de los servicios mínimos que garanticen la salubridad e higiene en la ciudad, servicios que se han precisado por la Autoridad laboral y que se vienen realizando muy a pesar de las críticas del Equipo de Gobierno por el descenso del ritmo de recogida de residuos, porque lo que no pueden pretender es que se convoque una huelga y se siga manteniendo el mismo ritmo.

El Portavoz también ha querido agradecer el refuerzo en servicios de limpieza de los trabajadores municipales por el refuerzo que están haciendo para atenuar los efectos de la huelga. “Entendemos su delicada situación, al fin y al cabo también son trabajadores y nos estarán en una situación muy cómoda, pero la obediencia debida como principal expresión derivada del poder de dirección de la empresa, en este caso la ejercida por el  Equipo de Gobierno, justifican para nosotros su intervención y refuerzo en la limpieza de la ciudad”.

Por último, ha querido referirse a la alcaldesa, Ana Mula. “Como última crítica al Equipo de Gobierno que vierto en la persona de la Sra. Alcaldesa es su afán por dejar al margen a los representantes públicos de los otros Grupos de la oposición que representamos casi al 50% del electorado de esta ciudad, reprochando que no haya convocado Junta de Portavoces para dar cuenta e informar del alcance de la huelga, como viene siendo habitual en el resto de municipio como expresión de participación democrática de los electores a través de sus representantes. Es lamentable que teniendo la condición de Concejales y Concejalas nos tengamos que enterar de la evolución de este conflicto a través de los medios de comunicación o por la representación sindical de los trabajadores”.

Comparte: