El concejal y portavoz del Grupo Municipal Socialista de Fuengirola ha hecho pública la moción presentada por su Grupo para mejorar las condiciones laborales de Policías y Guardia Civil, con medidas como la equiparación salarial o la falta de material y personal.

 

Situación peligrosa y alarmante. Así ha descrito José Manuel Serrato (Portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Fuengirola) las condiciones en las que realizan su labor los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de nuestro país, tras las reuniones que han mantenido desde sus filas con representantes sindicales de la Guardia Civil y Policía Nacional.

Desde ambos Cuerpos, las reivindicaciones se basan en cuatro puntos principales, como ha desgranado Serrato: suicidios, carencia de personal, falta de material y equiparación salarial.

Desde el año 2000, 140 policías nacionales y 186 guardias civiles han puesto fin a sus vidas. En la última década, la media nos muestra una triste realidad: cada 26 días se produce un suicidio en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Las principales causas se encuentran en el estrés sufrido debido a su profesión. En muchas ocasiones, deben decidir en fracciones de segundo conductas de seguridad que otros, después, valorarán desde la tranquilidad de un despacho; los turnos en muchas ocasiones no permiten la conciliación laboral. El 90% de las muertes ocurren con pistola, lo que ha llevado a asociaciones profesionales de la Guardia Civil a pedir que existan un número adecuado de cajas fuertes para poder dejar las armas cuando no se está de servicio. La tasa de suicidios en España de miembros de la Policía Nacional fue de 8,4 por 100.000 habitantes en 2014; y de 18,1 en 2015. En lo que va de año, la media es un suicidio por mes.

Desde nuestro partido se ha denunciado en numerosas ocasiones la falta de personal que sufre la Policía Nacional y la Guardia Civil gracias a las medidas tomadas por el Partido Popular: la falta de personal llega a 7.100 policías nacionales y más de 5.200 guardias civiles. Se ha pasado de convocar promociones de 5.000 puestos a 140 anuales. Actualmente, la jubilan mil policías al trimestre” ha manifestado Serrato.

En cuanto a la falta de material, la situación es sangrante y alarmante. En los dos Cuerpos se encuentran con coches que tienen más de 500.000 km y en un estado lamentable. “Cuando salen de la Academia, se pagan de su bolsillo cerca de mil euros de material, como chalecos antibalas, botas, grilletes, etc. ya que, como se asegura desde los sindicatos, los que les suministran son de mala calidad. La uniformidad tarda años en renovarse o es inexistente, como en el caso de quienes prestan servicio en moto o de la Comisaría de Castellón, en la que la mitad de la plantilla no tiene adscrito chaleco antibalas, ni tienen guantes anticortes para los cacheos, ni armas largas. No debemos olvidar que invertir en seguridad es invertir en libertad” ha reivindicado el Portavoz.

La Policía Nacional es quien más poder adquisitivo ha perdido en los últimos años. Policías y Guardias Civiles cobran al mes 900€ menos que los Mossos D’ Esquadra. Tal y como aseguran desde los sindicatos, las competencias de las policías autonómicas son menos, por lo que es injusto que reciban un sueldo mayor.

Para finalizar, Serrato ha querido hacer hincapie en que “hay que dotar de más y mejores medios a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para así desarrollar medidas preventivas con más eficacia y establecer con claridad sus derechos y obligaciones en una sociedad democrática del siglo XXI”.

La iniciativa busca instar al Gobierno Central a crear un gabinete psicológico externo, tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional; la creación de protocolos de intervención dirigidos a detectar precozmente los casos de funcionarios en riesgo de acabar con sus vidas; que en cada una de las dependencias existan cajas fuertes para poder dejar las armas mientras no se esté de servicio; que se instaure un observatorio de suicidios y seguimientos de bajas; que se aumente sin dilación el número de vacantes para todos los empleos del Cuerpo, debido al alarmante número de miembros que se jubilan actualmente; que, en el caso de la Guardia Civil, se aúnen los acuartelamientos que cuentan con pocos miembros para realizar uno solo operativo que dé servicio a toda una zona; que se cambien de inmediato los vehículos oficiales con gran kilometraje; que se dote a todo el personal de modo individual de chalecos antibalas,guantes anticortes, grilletes, botas, sprays de defensa personal, defensas extensibles, etc. y cualquier material que sea necesario para asegurar la integridad de sus miembros; que la renovación de vestuario se produzca de forma habitual y se establezca material adecuado para quienes ejercen su labor en moto y que se produzca una equiparación salarial al alza de los salarios de las policías autonómicas y nacionales de forma progresiva para que sea una realidad en 2020.

Comparte: