Hace unos días se aprobaron los presupuestos de 2021 para Fuengirola, con el único voto favorable del Partido Popular y que, según los socialistas, “están lejos de ser lo que la ciudad necesita”.

Desde el Grupo Socialista presentaron cuatro paquetes de enmiendas destinadas, en sus palabras, “a mejorar dichos presupuestos con el fin último de ampliar las ayudas a comerciantes, familias vulnerables o mejorar el gasto social”. Enmiendas que fueron rechazadas con el voto en contra del Partido Popular.

El primero de los paquetes de enmiendas fue destinado a reducir el gasto de Fiestas, que aumentaba para el 2021 (dato que sorprende en la situación actual) y destinaba medio millón de euros a aumentar las ayudas a los comerciantes y autónomos locales. “Recordemos que, con las partidas actuales, damos una ayuda en Fuengirola a los autónomos de apenas 200€, cuando en ciudades como Mijas, la ayuda ronda los 6.000€” ha aclarado Menéndez, edil socialista. Además, este paquete de enmiendas también proponía multiplicar por cinco la partida de material sanitario para proporcionar mascarillas a las personas sin recursos. “Todas estas propuestas fueron rechazadas por el Partido Popular con el único argumento de que, del presupuesto actual de material sanitario de 20.000 euros, apenas gastaron nada; es decir, había dinero para proporcionar mascarillas a la ciudadanía que no tuviera recursos y decidieron que era mejor no gastar el dinero que había reservado para tal fin. El argumento, en vez de una defensa, les dejó en muy mal lugar con los vecinos y vecinas” ha lamentado.

El segundo paquete de enmiendas proponía reducir las partidas de publicidad gubernamental (partidas destinadas a hacer promoción de las actividades del equipo de gobierno) para destinarlo a publicidad y promoción del comercio local. Según los socialistas, lo que debería primar en estos momentos es “potenciar las campañas para las compras a nuestros comerciantes y autónomos locales, y así potenciar su visibilización y su economía”. Otra de las propuestas era aumentar el presupuesto de campañas en pro del medio ambiente y el ecologismo, “ámbitos olvidados por el gobierno local”, tal y como han lamentado. “Todas estas propuestas fueron rechazadas nuevamente por el Partido Popular de Fuengirola, y en este caso, no se molestaron en ni argumentar dicho voto en contra, entendemos que porque no tenían ni argumentos para ello”.

El tercer bloque de enmiendas solicitaba reducir la partida de obras en la vía pública para mejorar las instalaciones deportivas del Elola y el estadio Santa Fe de los Boliches, así como mejorar el mantenimiento de los mercados municipales, como Mercacentro o el Mercado del Boquetillo. “Este equipo de gobierno reforma calles de manera continua (que al poco tiempo presentan ya un estado lamentable), y además han anunciado una nueva instalación deportiva; pero ¿qué sentido tiene invertir en volver a reformar una calle o en construir una nueva instalación deportiva, cuando las que tenemos actualmente necesitan una reforma urgente, o cuando tenemos unos mercados municipales, donde apenas quedan comerciantes por el penoso estado que presentan dichas infraestructuras? Contra estas enmiendas el Partido Popular votó en contra y, además, sin ningún tipo de argumento. Supongo que les daría vergüenza reconocer la situación y el poco sentido de este presupuesto” ha criticado el concejal.

El cuarto y último paquete de enmiendas solicitaba reducir la partida de mantenimiento de la vía urbana (que se ha multiplicado por nueve, pasando de 100.000 a 900.000 euros) para ampliar las partidas de juventud, tercera edad, inmigración, igualdad o atención al extranjero residente (esta última llevando dos años con presupuesto cero). En este caso, el equipo de gobierno votó en contra argumentando que se había adjudicado ya la externalización del mantenimiento de la vía urbana a una empresa privada, y que esa reducción que se proponía en la partida no se podría realizar, “pero era una mentira más, ya que con la reducción que proponíamos la partida quedaba en torno a 650.000 euros, mientras que dicho contrato se ha adjudicado por unos 615.000 euros. De nuevo mintiendo a la ciudadanía, con cosas que son fácilmente demostrables, para intentar justificar su voto en contra”.

Tal y como lo interpretan los socialistas, “Un voto en contra de todo. Este gobierno que tanto defiende el consenso, votó en contra de todas nuestras enmiendas: en contra de mejorar las instalaciones deportivas del Elola y del estadio de los Boliches, en contra de mejorar el mantenimiento de los mercados municipales; en contra de dedicar medio millón de euros a las subvenciones a los comerciantes y autónomos locales, en contra de mejorar la promoción y publicidad de dichos comerciantes; en contra de multiplicar por cinco el dinero reservado para proporcionar material sanitario a la población como mascarillas; en contra de ampliar el dinero reservado para la promoción del medio ambiente; en contra de destinar más recursos para la juventud, la tercera edad, la inmigración, los extranjeros residentes o la igualdad. Votaron en contra de unos Presupuestos más sociales, que estén más con los más necesitados, con los comerciantes locales, votaron en contra de los intereses de los fuengiroleños, y por eso, desde el Grupo Socialista, no podíamos sino votar en contra de estos Presupuestos” ha finalizado.

Comparte: