En el Pleno acaecido esta mañana, la alcaldesa ha puesto sobre la mesa su enésima negativa a una propuesta socialista para renovar Mercacentro (a pesar de llevarlo en su programa electoral).

 

La moción presentada por el Grupo Municipal Socialista ha tenido el apoyo de todos los grupos políticos de la oposición; pero, como siempre, la negativa del Partido Popular ha hecho que el proyecto se quede en un cajón.

Las excusas esgrimidas en esta ocasión por la alcaldesa han sido que los comerciantes no quieren que este edificio se renueve, algo que les resulta difícil de creer a los socialistas que saben de primera mano la situación tan alarmante que viven quienes tienen allí su negocio. El desprecio continuado a este edificio ha llegado a su punto cúlmen cuando Ana Mula ha acusado a los propietarios de ser los culpables del estado de dejadez del inmueble, aludiendo a que son quienes han provocado la situación actual. Otro de los momentos clave ha sido cuando ha expresado que, para ella, “Mercacentro no es un edificio emblemático”, frase oída al inicio de la intervención del portavoz socialista José Manuel Serrato, y que ha despertado las risas irónicas de la bancada del Partido Popular, según aseguran testigos que se encontraban en el Salón de Plenos.

mercacentroEn otro alarde de excusas poco fundamentadas, Mula ha recordado que hace más de dos décadas existía un Mercado en la Plaza de los Chinorros, donde actualmente se encuentra Correos, haciendo alusión a que el edificio emplazado allí actualmente se construyó bajo el mandato de Luis Pagán; argumento que los socialistas ven como un burdo intento de echar balones fuera al no tener ningún argumento válido en la defensa de su negativa.

En el transcurso de su intervención, también ha resaltado que hizo una consulta a una empresa para conocer cuánto costaría renovar Mercacentro, y que la cantidad estimada sería poco más de un millón de euros; es decir, la décima parte del superavit a recaudar solo del ejercicio del año pasado.

Según palabras del portavoz socialista José Manuel Serrato, “esperábamos la actitud recriminatoria de actuaciones socialistas hechas en el siglo pasado, porque suele ser habitual; pero que achaque la situación del edificio a los comerciantes para exculparse es poco elegante y de baja calidad política”.

Comparte: