En base al conocimiento técnico que tiene el portavoz del GMS Fuengirola como experto en transporte y movilidad, se redacta el siguiente listado de ideas y recomendaciones que pudiese servir de apoyo en la Hoja de Ruta que está realizando el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Fuengirola, y en concreto desde la Concejalía de Movilidad.

En todo proyecto de implantar un nuevo servicio de transporte público urbano, los pasos a seguir (algunos de los cuales seguramente ya se han dado desde la Concejalía de Movilidad) son:

  1. DEFINICIÓN DE LA RED

Es el punto de partida, que seguro que es la labor que ya estaréis desarrollando. El punto de partida debe ser la definición de la Red del Servicio Público de Transporte urbano.

Para ello, en el caso de disponer de recursos, tiempo y medios, o en municipios de gran tamaño, lo que se suele hacer es una gran labor de recopilación de datos basado en un proceso de Encuestas de Movilidad. Es un proceso de alto coste, en el que mediante llamadas telefónicas por una empresa especializada en estudios de mercado y movilidad, se recoge información de la movilidad de parte de la población del municipio, que serviría para conocer los hábitos de movilidad, de dónde a dónde se mueve la gente, en qué modo de transporte, etc. De esta forma, se podría disponer de información muy útil para trazar y definir la Red del nuevo sistema de transporte.

Entiendo que, en el caso del municipio de Fuengirola, no contamos con el tiempo suficiente para licitar este Estudio de Movilidad con su recogida de información mediante encuestas telefónicas. Recursos económicos imagino que sí habrá, al disponer de fondos EDUSI que se podrían dedicar a ello; pero como digo, esta labor podría retrasar sensiblemente las siguientes labores.

Al no disponer de esta información, la definición de la red se debe realizar con el conocimiento y experiencia, por parte de todos (técnicos, políticos, concesionario, vecinos, etc.) para, desde la Concejalía de Movilidad, plantear las líneas directrices de red de transporte público. Imagino que es aquí en donde os encontráis ahora, no sé lo avanzado que lo tendréis. En cualquier caso, las principales directrices que deben tenerse en cuenta, serían:

  • Identificar los principales puntos de generación y atracción de viajes. Los puntos de generación son las grandes zonas residenciales, mientras que los puntos de atracción son los principales destinos de viaje, por diferentes motivos: trabajo (zona centro, áreas empresariales), ocio (centro comercial, zona centro), médico (centros de salud), estudio (colegios e institutos), etc.
  • Identificar las líneas y rutas que podrían dar solución y conexión a estos puntos de generación y atracción de viajes.
  • Con el conocimiento de la densidad poblacional, o del volumen de habitantes por distritos censales, enlazar estas zonas de gran volumen de habitantes con las zonas de atracción.
  • También resulta constructivo revisar las diferentes quejas, comentarios o propuestas recibidas en el Ayuntamiento (vecinales, asociaciones, etc.), ya que se pueden extraer las actuales carencias del servicio actual, que podrían resolverse con la nueva red.

El resultado final debe ser la cuantificación del servicio: Se debe determinar el número de líneas definitivas, los recorridos establecidos, las paradas, horarios y frecuencias, todo ello definido como un total de km anuales a explotar y total de horas anuales de servicio (los km anuales y las horas de servicio serán los indicadores del coste que supondrá la explotación del servicio).

También debe hacerse la comprobación de los recorridos planteados. Debido al urbanismo que presenta Fuengirola, sobre todo en algunas zonas como Torreblanca o el Boquetillo, donde se combinan calles estrechas, curvas cerradas, zonas peatonales, etc., se debe proceder a probar los posibles itinerarios teóricos con profesionales de empresas operadoras conocidas, tanto de forma visual como, si es necesario, con el empleo de algún tipo de vehículo bus para asegurar la viabilidad de paso y funcionamiento del servicio.

En cualquier caso, imagino que este primer paso es el que más desarrollado tendréis. Os preguntaremos de forma oficial para comentarlo, por si podemos aportar ideas o mejoras que puedan afinar la nueva red de transporte público.

  1. ESTUDIO DE VIABILIDAD

Una vez se ha planteado y definido la red y el sistema de transporte urbano de viajeros que se considera de interés su implantación, se debe proceder a estudiar, analizar y redactar el Estudio de Viabilidad que, además de ser el documento que acompañará posteriormente a los pliegos de condiciones en el proceso de licitación, será el documento que recoja todo el estudio técnico y económico previsto por el nuevo servicio.

Este tipo de Estudio puede ser realizado, bien por técnicos municipales si tienen el conocimiento adecuado, bien externalizarlo con una empresa consultora o consultores independientes, que posiblemente bajo un contrato menor, se podría licitar. Esta segunda opción me parece la más interesante y razonable, por criterios de experiencia y tiempo.

En cuanto al Estudio de Viabilidad, el contenido que podría plantearse que cumpla podría ser:

  • Descripción de la situación actual.
  • Análisis de la situación actual.
  • Análisis de la oferta de servicio.
  • Análisis de la demanda esperada.
  • Análisis económico. Habiéndose establecido la oferta y la demanda, esta información será traducida y llevada a valores económicos. Para ello, la oferta de servicio se determinará en base a un total de km anuales a recorrer con un total de horas de servicio a asumir. Estos valores serán los que se proceda a cuantificar en la habitual estructura de costes de explotación de todo servicio de transporte público.

Este análisis económico deberá incluir los siguientes costes: coste de personal conductor, coste de amortización de los vehículos, coste de combustible y neumáticos, costes financieros, costes de mantenimiento, seguros, costes indirectos y beneficio.

Con esta estructura de costes, alimentado con el total de km y horas anuales de servicio, se estimará el coste total de explotación del servicio de transporte definido y deseado.

De forma paralela, y en base al cálculo de la demanda potencial del nuevo sistema, se determinarán los ingresos que proporcionará esta demanda, de forma que se evalúe igualmente el efecto del billete gratuito para empadronados, tarifas actuales marcadas por la ordenanza municipal, descuentos, etc.

Como todo servicio público de transporte urbano de viajeros en autobús, los ingresos no llegarán a cubrir la totalidad del coste de explotación del servicio, menos incluso en estos sistemas de transporte en los que se bonifica el 100% del transporte a los viajeros empadronados en Fuengirola. Por tanto, se debe proceder a determinar la subvención máxima que tendría que aportar de forma anual el Ayuntamiento de Fuengirola al nuevo concesionario para equilibrar la viabilidad económica del servicio.

  1. REDACCIÓN DE LOS PLIEGOS DE CONDICIONES

Una vez se haya elaborado el Estudio de viabilidad, y se encuentre en línea con la capacidad presupuestaria del Ayuntamiento con la definición de un sistema de transporte urbano adecuado y satisfactorio, se procederá al siguiente paso, la licitación mediante concurso público.

Para ello, se debe proceder a la redacción de los Pliegos de Condiciones Técnicos y Administrativos que rijan el proceso de licitación, labor que podrían igualmente realizar los técnicos municipales o externalizarse.

  1. PUBLICACIÓN EN EL DOUE

Al tratarse de un contrato sujeto a regulación armonizada (un contrato de concesión de servicios de más de 50.000 km anuales), se debe prever la publicación en el DOUE.

Aquí habría que hacer una consulta, pues hay gente que entiende que debe ser:

  • Publicarlo un año antes de licitarlo, por tanto, sería urgente publicarlo ya para que dentro de un año a partir de su publicación no se podría licitar, con el retraso que ello conllevaría
  • Publicarlo y licitarlo durante los 365 días posteriores a su publicación, por lo que podría esperarse a tener redactados los pliegos.

En mi opinión, creo que es más la primera postura, por lo que si queremos que la nueva red de transporte público sea una realidad para el año 2021, se debería publicar en cuanto se tengan los datos requeridos para ello. Como digo, deberíamos entre todos hacer alguna consulta para resolver esta duda y planificarlo adecuadamente.

  1. PROCESO DE EVALUACIÓN DE OFERTAS

El último paso será el inicio del proceso de licitación y posterior evaluación de ofertas.

Desde nuestra posición, y en caso de que sea necesario o considere oportuno el propio Ayuntamiento contar con nuestra participación (al estar interesados en poder actuar dentro del proceso de evaluación) en la posible labor de revisión, supervisión o apoyo, nos ponemos a disposición de colaboración en este último paso de implantación del nuevo sistema de transporte público urbano de Fuengirola.

 

David Álvarez Castillo

Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Fuengirola

 

 

Comparte: