Tras numerosas denuncias públicas y reunirse con la Concejalía de Juventud, parece que el equipo de gobierno va a dar su brazo a torcer en cuanto a los criterios para recibir la beca al transporte universitario, que año tras año dejaba un alto porcentaje de remanente y decenas de solicitantes rechazados.

 

Desde hace años, los socialistas vienen exigiendo al equipo de gobierno que revise la normativa de concesión de las becas de ayudas al transporte universitario para que los requisitos sean “más laxos, ya que solo hay que ver cómo más de la cuarta parte de los solicitantes se quedan sin beca, incluso sobrando gran parte de la partida” ha lamentado Alexis Menéndez, socialista de la corporación.

Lo cierto es que, como ha comentado su compañera Guevara, en 2020 esta partida sufrió un recorte del 30%, pasando de 180.000€ a 125.000. “En 2019 se dejó sin gastar un 45% de la partida; en 2020, un 17%, teniendo en cuenta que había disminuido un tercio con respecto al año anterior” ha apostillado la edil.  En ambos años, se han quedado fuera el 27% de los solicitantes.

Guevara también ha querido matizar que, en 2020, las solicitudes de esta ayuda aumentaron un 11% “ya que, a pesar de la pandemia, los universitarios han seguido teniendo clases presenciales que hacían obligatorio su traslado hacia sus centros estudiantiles”. De las 241 solicitudes del pasado año, se le fue denegada a 64: de esos 64, solo diez fueron rechazadas por no poder justificarlas; el resto por parámetros ajustables como patrimonio, renta, académicos o no haber solicitado la beca estatal y haber sido denegada. Todo ello, a pesar de que la partida dejó un 17% de su montante sin adjudicar (más de 20.000€).

La respuesta a esta situación en otros años por parte del Concejal de Juventud es que la mayoría de las que se quedan fuera son por motivos sustanciales como no estar matriculado en la universidad, no estar empadronado, o renunciar a la solicitud. “Pero esos motivos, con los que estamos de acuerdo (junto con no justificar gastos o presentar la solicitud fuera de plazo) representan un porcentaje muy pequeño de los argumentos por los que se deniega una solicitud, entre un 15 y un 20%. Al resto de solicitantes se les deniega la beca por parámetros que podemos cambiar” ha lamentado Menéndez.

Tras una reunión con el edil de juventud y el teniente de alcalde, y a pesar de que el primero era absolutamente contrario a modificar cualquier punto de la ordenanza, este último se sorprendió al ver las cifras. Debimos haberle convencido cuando para el 2021, tanto PSOE como PP, coincidimos en llevar a Pleno modificar dicha ordenanza. Veremos cuál es su propuesta, nosotros realizaremos también la nuestra, y que esta situación se solucione o lo seguiremos denunciando para defender a los universitarios de nuestra ciudad. Es triste ver el poco dinero que se destina a estas ayudas, y es indignante ver cómo se queda tanta gente sin esa beca, a pesar de sobrar gran parte de la partida presupuestaria destinada para ello” ha finalizado.

Comparte: