Los socialistas han reclamado que se deje de dilatar la situación con la residencia pública de tercera edad de Fuengirola. Han sido cerca de dos décadas esperando que la empresa a la que se vendieron los terrenos hiciera algo, mientras el Partido Popular seguía defendiendo la conveniencia de esta transacción.

El proyecto de tener una residencia para la tercera edad en Fuengirola sufre, una vez más, otro revés como los que viene padeciendo desde el año 2004. El año pasado, cuando el Grupo Socialista propuso que la propiedad de los terrenos volviera a la Diputación Provincial por incumplimiento de contrato de la empresa compradora de esos terrenos, el concejal del Partido Popular y Diputado Francisco José Martín defendió la conveniencia de que se le volviera a dar una oportunidad más a esta empresa privada, aunque en 16 años no había hecho nada que indicara que pensaba cumplir sus compromisos.


Ahora la citada empresa ha solicitado de Diputación que se suspendan los plazos de ejecución como una fórmula más dilatoria que justifique su inacción. Afortunadamente, en esta ocasión la Diputación le ha denegado esa suspensión solicitada y remarca la obligación de tener la residencia construida antes del mes de julio del año 2023
ha explicado la también edil y Diputada socialista Emilia Mañas.


Todos estos años la tramitación de este expediente ha sido disparatada y el resultado es que posiblemente no se llegue a construir la citada residencia. Esperamos que esta vez el PP de Fuengirola no se oponga a nuestro proyecto de recuperar los terrenos y construir en ellos una residencia para la tercera edad de carácter público, algo qu
e necesita urgentemente tanto Fuengirola como su comarca. Esperemos que se imponga el bien común cómo algo prioritarioha finalizado Mañas.

Comparte: