Esta propuesta, que se presentará a través de una moción, busca requerir al Gobierno Central la modificación legislativa necesaria y aliviar la carga económica de quienes ya pierden dinero al vender una vivienda por un precio inferior al que pagaron al adquirirla.

El Grupo Municipal Socialista ha anunciado que presentará una moción con la que pretenden requerir al Gobierno de la nación para la inclusión en el apartado 1 del articulo 105  de la Ley de Haciendas Locales de una nueva exención en el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (conocidas como plusvalía municipal) para que aquellas personas que vendan el inmueble por un valor más bajo por el que lo compraron no sean gravadas por un impuesto que no está basado en la naturaleza que debe tener porserrato-blog su propia denominación popular (plusvalía) o formal (incremento del valor de los terrenos); ya que, en estos casos, este impuesto se aparta de todos los principios tributarios al no gravar el beneficio o la rentabilidad de la operación, sino al simple hecho de vender un inmueble, probablemente por necesidad,  tributando el contribuyente incluso por pérdidas.

Es paradójico, pero tristemente real, el aumento de la plusvalía frente al de
scenso del valor de los inmuebles: quien compró su vivienda hace una década es probable que la venda por la mitad de su valor, teniendo además que hacer frente a una plusvalía municipal que va en aumento por una desacertada fórmula legal del cálculo del hipotético valor de los terrenos” ha explicado el portavoz de los socialistas, José Manuel Serrato. “Con esta propuesta pretendemos aliviar esa carga para quienes ya deben hacer frente a una pérdida económica importante si venden su vivienda”, aludiendo también a la noticia conocida hace unas semanas en las que se condenaba al Ayuntamiento de Fuengirola a devolver este impuesto cobrado a un vecino, incluyendo los intereses generados.

Solo en la provincia de Málaga, el dinero recaudado por ayuntamientos en concepto de plusvalía ascendió en 2015 a más de 135 millones de euros. “Que se contemple una exención para quienes venden su vivienda por un precio inferior al que pagaron al adquirirla es más que justo. Son medidas como ésta la que hacen ver a la ciudadanía que sus gobernantes sí están preocupados por su integridad, no solo por recaudar” ha finalizado el portavoz.

Comparte: