La iniciativa, que iba incluida en el programa electoral de los socialistas, ha sido presentada a través de moción.

 

Los socialistas han anunciado otra de las mociones en las que han trabajado durante el presente mes y que ya han sido presentadas. Se trata de la eliminación de plusvalías en caso de herencia, que ya anunciaron el pasado año presentarían en este, al incluirlo en sus propuestas para el Plan Normativo 2020.

La plusvalía, como ha explicado el concejal Alexis Menéndez, es un impuesto que se paga cuando un bien cambia de titular; es decir, o en caso de compraventa o en caso de herencia, principalmente. “Grava un supuesto incremento de valor, pero en el caso de herencias nos encontramos con una doble problemática: por un lado, no podemos saber si ese bien realmente ha aumentado de valor, pero aún así lo estamos gravando; y segundo, en muchas ocasiones no tenemos liquidez en esa herencia como para afrontar los pagos de ese impuesto, cosa que no ocurre lógicamente cuando es por compra venta” ha explicado. La plusvalía, cabe recordar, es uno de los impuestos con más valor. A modo de ejemplo, si se hereda una vivienda de un valor catastral de 40.000 €, la plusvalía a abonar sería de hasta 5.000 €.

Es importante diferenciar las plusvalías del impuesto de sucesiones de Andalucía. El impuesto de sucesiones grava que alguien herede algo y, además, tiene un mínimo exento hasta hace poco que era del millón de euros; es decir, solo pagaban aquellas personas que heredaban más de un millón de euros. En cambio, plusvalías paga todo el mundo, siendo además una cantidad elevada” ha explicado.

Por todo esto, proponemos la bonificación del impuesto en caso de herencia ponderado al valor del bien heredado. Es decir, si heredas un bien de hasta unos 200.000 € valor de mercado (100.000 euros valor catastral) se aplicará la bonificación máxima que es del 95%; y va reduciéndose dicha bonificación según sube el valor del inmueble hasta la bonificación mínima que estableceríamos en el 50% si se hereda un bien de valor de más de 500.000 euros (valor catastral superior a 250.000 euros)” ha definido.

Desde el Partido Socialista siempre hemos considerado que los impuestos son importantes porque hay que financiar la educación pública, la sanidad pública, etc. Pero esos impuestos deben pagarlos las grandes fortunas y los grandes patrimonios, de ahí que esta bonificación sea inversamente proporcional al valor de lo heredado”.

Cabe destacar que, actualmente, en dicha ordenanza hay recogida una bonificación del 95% que se mantendría si el fallecido está empadronado en la ciudad y solo para la vivienda habitual, “pero creemos que sólo recoge algunos casos, y de ahí el proponer ampliarlo a cualquier circunstancias y a todos los inmuebles” ha finalizado.

Comparte: