La salvaje subcontratación de servicios que se lleva a cabo por parte del equipo de Ana Mula suponen unos gastos extras a las arcas municipales que serían innecesarias de llevar a cabo una gestión municipal más responsable, tal y como han declarado los socialistas en rueda de prensa.

La subcontratación de los distintos servicios municipales es una figura que, a veces, se utiliza en las administraciones públicas, pero en el caso del Ayuntamiento de Fuengirola es ya algo “estructural y preocupantetal y como ha explicado el edil socialista Alexis Menéndez esta mañana en rueda de prensa. Y lo cierto es que prácticamente todo está privatizado en la institución.

Es cierto que no siempre privatizar un servicio o subcontratarlo genera un sobre coste (algunas veces es más beneficioso) pero no todos, y este equipo de gobierno lo tiene todo privatizado: desde la recogida de basuras, la limpieza de los colegios y de los edificios municipales, parques y jardines; la apertura y cierre de los parques, el mantenimiento de las fuentes, la mitad de la limpieza viaria, la ayuda a domicilio y Ley de Dependencia, y por último, el mantenimiento de la vía urbanaha lamentado.

Este último, al que ha hecho referencia el edil, se trata de un macro contrato que ha implicado ampliar la partida presupuestaria de mantenimiento de Vía Urbana de 100.000 a 900.000 euros, una salvajada en palabras de Menéndez. “La excusa es que no hay personal; pero, sino hay personal, será porque ellos no contratan. Y pueden contratar, de hecho, este año han contratado y van a contratar unas decenas de nuevos puestos, entre los que se incluyen 14 altos cargos de nueva creación con elevados sueldos y que serán elegidos a dedo”.

Ante la pregunta del por qué de la subcontratación y la necesidad de este sobre coste, los socialistas lo tienen claro. “Podemos pensar dos cosas: la primera que, si después hay un problema, la culpa será de la empresa, no del equipo de gobierno, y así se limpian las manos; y, en segundo lugar, podemos pensar que es para que las empresas facturen más y más quitando competencias y servicios al Ayuntamiento, empresas donde quizás pueden trabajar o dar trabajo a amigos y/o familiaresha lamentado.

No sabemos la razón, pero lo cierto es que esta salvaje subcontratación es un despropósito; esto no es un Ayuntamiento, es una agencia de subcontratación. Esto no es una administración pública, es una sociedad limitada pero con dinero público. Y así es como gobierna la derecha: no busca ahorrar dinero al ciudadano, no busca realmente un mejor servicio, busca que ciertas empresas privadas facturen y que su gobierno sea más cómodo, delegando competencias y trabajos a otros y así limpiarse las manosha finalizado.

Comparte: