Mientras el gobierno de Pedro Sánchez lucha por el derecho a una muerte digna, las derechas andaluza y madrileña no paran de poner trabas. En concreto, el gobierno andaluz exige que la decisión de morir dignamente se ratifique, o lo que es lo mismo: que una persona en coma vegetativo ratifique su deseo de morir, por ejemplo.

Recientemente el gobierno de Pedro Sánchez volvió a dar un paso más allá en los avances sociales. Como ya ocurriera con el matrimonio igualitario o el derecho al aborto, los socialistas han aprobado la Ley de Regulación de la Eutanasia, el derecho a una muerte digna. Sin embargo, como ha explicado esta mañana en rueda de prensa la edil socialista Emilia Mañas, algunas comunidades gobernadas por la derecha como Madrid y Andalucía, están poniendo trabas a este derecho recién adquirido por todos los españoles y españolas. En concreto, tener que ratificar el testamento vital.

Una persona puede registrar su testamento vital dejando constancia de que, cuando llegue el momento si está incapacitada (como por ejemplo en estado vegetativo por cualquier accidente) desea tener una muerte digna. El gobierno andaluz exige que se ratifique si dicho testamento se hizo antes de la entrada en vigor de la ley. Imagínense todos esos casos de personas que lo hayan registrado dejando constancia de su intención de tener una muerte digna y ahora se les exige que lo ratifiquen en casos como, por ejemplo, un estado vegetativo. ¿Cómo va a ratificar ese testamento vital? Ya había dejado constancia por escrito y ante notario de sus intenciones, su deseo de morir dignamente, y el gobierno andaluz le está poniendo trabas. Además, la Junta de Andalucía está retrasando al máximo los procedimientos judiciales para que en Andalucía se pueda empezar a aplicar dicha ley, cerca de un año a día de hoy. Diez andaluces han solicitado la eutanasia, su muerte digna desde que se aprobó la ley, y el gobierno andaluz les ha dado un portazo” ha lamentado la edil.

Es una indecencia moral contra la dignidad vital de las personas. El gobierno andaluz ningunea el dolor ajeno y las voluntades y libertades de la ciudadanía. Es un trámite burocrático que las derechas se han inventado para obstaculizar este derecho que tanto nos ha costado conseguir. Desde el Partido Socialista de Fuengirola exigimos al gobierno andaluz que rectifique, que defienda los derechos de las personas a morir dignamente dentro de la legislación vigente y los casos recogidos por la ley, como lo habían querido dichas personas y lo habían hecho constar en sus testamentos vitalesha finalizado.

Comparte: