Las aportaciones del Grupo Socialista al Plan Normativo se han incluido en el punto del día del próximo viernes en el que se debatirán, y que incluyen reducción o eliminación de impuestos para la ciudadanía.

 

Un plan normativo es la herramienta para establecer con antelación las ordenanzas y reglamentos que se van a aprobar, suprimir o modificar a lo largo del año siguiente. Sus objetivos son varios: nos da mayor seguridad jurídica a la hora de tener un plan (aunque sea a corto y medio plazo de la legislación local que va a variar), una planificación a la hora de trabajar desde los diferentes técnicos municipales o grupos políticos en esas normativas y, sobre todo, transparencia y participación ciudadana.

Transparencia en la medida que el ciudadano sabe con antelación qué normas van a modificarse al año siguiente y participación ciudadana en la medida de que el ciudadano al tener dicha información puede aportar ideas o sugerencias sobre esa nueva normativa” ha explicado Alexis Menéndez, Portavoz de Administración Pública del Grupo. 

El Plan Normativo de 2020 consta de 29 propuestas diferentes provenientes tanto del Equipo de Gobierno como del Partido Socialista, Izquierda Unida y Vox. La mayoría se basan en actualizaciones, adecuaciones a la legislación vigente, cubrir algunos vacíos en la interpretación, o regular aspectos que no tenían todavía ninguna normativa. Los socialistas han presentado tres propuestas.

La primera es una nueva ordenanza reguladora de los criterios a la hora de asignar los complementos de productividad al personal del Ayuntamiento. Actualmente no hay ninguna norma que regule esto, como ocurre en otros Ayuntamientos, y al final lo que busca esta nueva ordenanza es regular los criterios de adjudicación de estos complementos, y dar mayor seguridad jurídica al empleado público.

La segunda es una modificación del impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana, el impuesto conocido como plusvalías. Lo que se propondrá con esta modificación será bonificar al 95%, lo máximo que permite la ley, cuando dicha transmisión de propiedad sea por herencia. De tal manera que este impuesto solo haya que pagarlo, o al menos en su totalidad, cuando se done o se realice una venta de la propiedad, siempre y cuando haya beneficios, pero no por herencia.

 Por último, también proponemos una modificación de la ordenanza fiscal que regula la celebración de bodas, presentaciones civiles o la inscripción de parejas de hecho. La finalidad de esta modificación no sería otra que eliminar la tasa que se paga por inscribirse como pareja de hecho. Actualmente esta ordenanza incluye una tasa por la celebración de bodas que puede estar más o menos justificada ya que lo que se paga no es la tramitación del expediente en sí solo, sino el uso y disfrute de las instalaciones del Ayuntamiento para la celebración, con todos los gastos que eso puede conllevar, pero en el caso de las parejas de hecho se está pagando una tasa, no pequeña además, por el simple hecho de inscribirse en un registro, un trámite administrativo además bastante sencillo” ha concretado Menéndez.

Comparte: