Se trata de tres mociones con las que buscan incluir diversas medidas contra la Violencia de Género ejercida sobre las mujeres prostituidas, canalizadas a través de la ordenanza de convivencia ciudadana en la que se trabaja desde el Consistorio.

 

La concejala Trini Díaz ha estado acompañada esta mañana por la Secretaria General de los socialistas, Carmen Segura, e integrantes de la organización Ciudadanas del Mundo, quienes han querido sumarse y aportar su visión al respecto de las tres mociones, que fueron presentadas ayer a través de registro.

Según ha explicado Díaz, han querido dividir las iniciativas en tres porque tratan diversos temas con un punto central: la violencia ejercida contra las mujeres que se ven obligadas a prostituirse.

La primera de ellas, habla sobre la vigilancia de los espacios donde se conoce que se realiza la prostitución y la sanción a los “puteros”, como ha recalcado que deben ser reconocidos. “Consumidor es un eufemismo utilizado para tapar la realidad del esclavismo de las mujeres que se ven llevadas a tener que vender su cuerpo para sobrevivir” ha matizado Milagros, de la organización Ciudadanas del Mundo. “Debemos buscar herramientas para evitar desde las instituciones que estos comportamientos se den; sobre todo porque, por desgracia, es algo que estamos viendo aumenta en los jóvenes entre 18 y 20 años, que salen los fines de semana y acaban en un club de alterne” ha alertado Díaz.

La segunda, sobre las sanciones a la publicidad pornográfica y a la concienciación en el municipio. “Es importante que existan campañas de concienciación y talleres de sensibilización dirigidos a jóvenes; establecer puntos de información sobre la violencia sexual y la revisión de los medios de comunicación a través de los cuales se canaliza la publicidad a la prostitución (taxis, periódicos, etc.)” quiso recalcar la concejala.

La tercera de ellas va dirigida a la inclusión social de las mujeres prostituidas. “La inclusión sociolaboral y el tratamiento de las víctimas que sufren la prostitución es necesario y prioritario. No podemos mirar para otro lado y no considerar a estas mujeres como víctimas; debemos centrarnos en ofrecerles un respaldo adecuado, sancionando a quienes contratan este tipo de servicios y a los proxenetas que los promueven”.

Como ha puesto en valor Díaz, el Pacto de Estado para la Violencia Machista contempla 1000 millones en cinco años, 200 millones para 2018 de los cuales 100 corresponde a los ayuntamientos. En la línea de ampliar el concepto de victimas de violencia de género, propone también una ley de violencia sexual y otra contra la trata de personas con fines de explotación sexual. “La Ley Orgánica de 3/2007 de 22 de marzo, para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en su punto III dice que tanto a Nivel Nacional, Autonómico, como Local puede ser regulada, con el fin de alcanzar esa igualdad real efectiva entre mujeres y hombres, un marco general para la adopción de las llamadas acciones positivas. Es aquí en esta Ley donde queremos basar nuestra petición”.

La intención de estas tres iniciativas, como ha recalcado Díaz, es que se incluyan dentro de la ordenanza de convivencia ciudadana, ya que su motivación es preservar el espacio público “como un lugar como un lugar libre de violencia contra las mujeres que es realmente lo que se esconde detrás de la prostitución. Y en esto, la responsabilidad recae sobre la Concejalía de Igualdad” ha finalizado.

Comparte: