Tras gastar el pasado año menos del 10% de lo presupuestado para invertir en medidas de seguridad para playas, este año la partida pasa de 630.000€ a 50.000€.

 

Fuengirola es, como una amplia mayoría de municipios andaluces, dependiente del turismo y, por ende, de sus playas. La situación provocada por el Covid ha provocado que la llegada de visitantes caiga a mínimos históricos. Po todo ello, los socialistas apuestan por vender Fuengirola como un destino turístico seguro tanto para visitantes como para residentes.

La temporada pasada vimos cómo desde el Ayuntamiento de Fuengirola se incrementaba la limpieza de la arena de las playas, la seguridad y vigilancia en estas; también, se implantaba un control de aforo en las playas, que cualquier ciudadano podría ver a tiempo real en su móvil. Comprobamos que pocas de las medidas fueron efectivas” ha explicado David Álvarez, Portavoz socialista fuengiroleño.

En el caso de la vigilancia de playas, como pasó en toda Andalucía y así lo denunciamos desde el Partido Socialista, fue un gasto que no aportó ninguna seguridad. Estos vigilantes, cuya forma de contratación ya se cuestionó, no tuvieron ningún tipo de formación, y se encontraron dando vueltas por las playas andaluzas sin saber muy bien qué hacer” ha lamentado, haciendo alusión también al control de aforo: “Cualquier ciudadano pudo comprobar que no funcionaba. Podíamos ver en la aplicación cómo, por ejemplo, algunos días mostraba la playa de Los Boliches vacía un domingo al medio día, pero informaba de que estaba llena un martes por la madrugada”.

Cuando se aprobaron los Presupuestos para el consistorio del año 2020 se incluía una partida de más de 600.000 euros, cuyo concepto era “gastos varios COVID”, con la finalidad de invertir en playas para hacerlas más seguras. “Hablamos de una partida muy importante que se pudo gastar para innumerables iniciativas: sensores en las duchas o lavapiés para evitar propagación del virus por el contacto continuo o dispositivos ultravioleta para realizar una desinfección correcta de los distintos lavamanos ubicados en las playas. Cual fue nuestra sorpresa cuando comprobamos que de esta ambiciosa partida se gastó menos del 10%”. Y lo cierto es que el dinero que había presupuestado para seguridad y adaptación se ha destinado a otras áreas como parques y jardines, alcantarillado o estudios urbanísticos.

En definitiva, otra promesa más incumplida de este equipo de gobierno. Lo que más nos alarma es que para este verano 2021 no han presupuestado casi nada, y es que esa partida de gastos Covid del área de playas se ha reducido un 92%, pasando de 630.000 a 50.000 euros. Un despropósito que, desde el Grupo Socialista y todas las familias de Fuengirola que dependen del Turismo, no podemos entender” ha lamentado.

Exigimos al equipo de gobierno del Partido Popular de Fuengirola que reaccionen, y que hagan el gasto y la inversión que tengan que hacer para que las playas de Fuengirola y Fuengirola sean un destino seguro, más allá de meros titulares” ha finalizado.

Comparte: