Este plan, que destina 1,2 millones de euros para Fuengirola, va a ser destinado por el Consistorio para personal de limpieza municipal, a pesar de ser un montante destinado a formar y dar experiencia curricular de cara a mejorar las posibilidades de encontrar tras su finalización un empleo estable.

 

El pasado día 29 de junio se anunciaba que Fuengirola recibiría de la Junta de Andalucía la cantidad de cerca de1.2 millones de euros procedentes de iniciativa AIRE, consistente en una línea de subvenciones que tiene por objeto promover la creación de empleo en el territorio de los municipios andaluces. Sin embargo, más del 96% de los puestos destinados por el Ayuntamiento se trata únicamente de operarios de limpieza; en concreto, refuerzos en limpieza de playas, limpieza viaria y limpieza y desbroce de solares degradados. Nada que ver con posiciones en otros sectores operarios en obra de construcción, en hoteles y restauración o en puestos relacionados con la actividad turística o empresas emergentes que pudieran necesitar personal auxiliar en momentos de incertidumbre de ingresos y por tanto que no pueden permitirse contratar, como ha manifestado la Portavoz de Empleo del Grupo Municipal Socialista, Lourdes Viedma.

Por todo ello, lo que este plan de empleo hace en Fuengirola no es formar y dar experiencia curricular de cara a mejorar las posibilidades de encontrar tras su finalización un empleo estable, sino para reforzar el servicio de limpieza municipal con dinero que viene destinado a otra cosa y que debería utilizarse para proporcionar experiencia y formación; para generar oportunidades de empleo, para apoyar el tejido empresarial en un momento de pocos ingresos y mucho esfuerzo. Es decir, no se dedica este dinero para  lo que está pensado y cuando acaben estos seis u ocho meses las personas que hayan participado en ellos no habrán visto mejoradas sus expectativas de encontrar trabajo de una forma estable” ha denunciado.

Lo cierto es que menos del 4% de las plazas para esos planes de empleo es para personas con algún tipo de formación, en concreto tres con titulación universitaria y dos administrativos, a pesar de que las personas tituladas (ya sea con carrera universitaria o ciclo formativo) tienen también elevadas tasas de paro, concretamente el doble que la de Europa.

Poco tiene que ver la introducción del decreto donde se describe: “fomenta la inserción laboral de personas desempleadas por parte de los ayuntamientos, a través de la realización de proyectos que permitan mejorar su empleabilidad con la adquisición de experiencia laboral vinculada a una ocupación” con el listado de puestos que describe a continuación, con 124 de 129 personas dedicadas a refuerzo de tareas de limpieza de los servicios municipales.

Es una cantidad importante de dinero, mal utilizada porque ni crea valor en las personas que participan en él, ni en empresas fuengiroleñas que podrían beneficiarse a través de acuerdos de colaboración y personal en prácticas” ha lamentado Viedma.

Creemos que hay otras posibilidades para este dinero, que se podría ofertar tanto puestos de trabajo en servicios públicos como en empresas fuengiroleñas que sí respondan al cometido de este plan de empleo, que no es otro que mejorar las posibilidades de encontrar un trabajo estable a su finalización” ha finalizado.

Comparte: