Los socialistas fuengiroleños han querido poner en valor las numerosas inversiones públicas que desde el gobierno de Pedro Sánchez se están poniendo en marcha; en esta ocasión, en materia de Movilidad, Vivienda y Educación.

El gobierno de España ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado. Es un proyecto estratégico e histórico para la industria de automoción, que debe permitir a España liderar el cambio hacia la movilidad del futuro, sostenible, digital y segura. “El sector está viviendo una revolución y nosotros queremos ser parte, queremos escribir una historia de éxito en España, en Europa, liderando su transformaciónha manifestado el portavoz socialista, David Álvarez.

Este PERTE va a movilizar una inversión pública de 3.400 millones de euros, a los que se sumarán más de 19.700 millones de inversión inducida privada, hasta alcanzar los 24.000 millones de euros. El impacto de estos recursos favorecerá, además, la generación de empleo, unos 140.000 puestos de trabajo, y la generación de riqueza a través de un incremento en el PIB hasta el 1,7%.

Tres mil millones de euros se destinarán a nuevos modelos de vehículo eléctrico e híbrido. Otros 40 millones serán para un plan tecnológico en el sector. Una tercera parte se destinará a la formación y recualificación de los trabajadores y un cuarto eje se dedicará a facilitar el acceso a estos nuevos vehículos a los consumidores finales. “Desde el PSOE se busca fabricar coches eléctricos y conectados pero también queremos democratizar el acceso a esa movilidad sostenibleha explicado Álvarez.

También el Gobierno de Pedro Sánchez ha autorizado el reparto de 1.631 millones de euros entre las comunidades autónomas para la ejecución de los programas de rehabilitación residencial (1.151 millones) y de impulso a la rehabilitación de edificios públicos (480 millones) dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Esta medida contribuirá a cambiar la imagen de muchas ciudades medianas y pequeñas, así como a mejorar los barrios y la calidad de vida de los ciudadanos.

La distribución de la cuantía facultará también la puesta en marcha del programa de vivienda de alquiler social, lo que permitirá la construcción de 20.000 viviendas sostenibles hasta el año 2026. Estos programas destinarán un importante volumen de recursos económicos a sectores estratégicos, como la construcción, y contribuirán a generar muchos empleos.

Por otro lado, el Gobierno ha distribuido 1.186 millones de euros entre las comunidades autónomas para invertir en política educativa. Unos 1.097 millones proceden del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y se destinarán a la digitalización y a programas de refuerzo educativo. “A esa cantidad se suman 88,5 millones para ayudas a libros de texto y materiales didácticos y otros programasha expresado Nuria Guevara, Viceportavoz socialista.

Las inversiones englobadas en el Plan de Recuperación incluyen partidas para la dotación de dispositivos portátiles, con el objetivo de reducir la brecha digital entre el alumnado, y también para la instalación y mantenimiento de aulas digitales y la formación del profesorado en esta tecnología. También se beneficiarán de los fondos los centros de especial complejidad educativa (Programa PROA+), que son aquellos centros sostenidos con fondos públicos que cuentan con al menos un 30% de alumnado vulnerable.

La educación y la formación profesional son una prioridad absoluta para el Gobierno, que está haciendo una inversión en este ámbito no realizada hasta ahora. Hablar de educación es siempre hablar de inversión, nunca de gasto. Cuando hablamos de educación, hablamos de equidad, de igualdad, de oportunidades y de reducir el abandono escolar. Estos fondos se suman a los más de 984 millones destinados a modernizar la Educación y Formación Profesional aprobados por el Consejo de Ministros desde abrilha finalizado la edil.

Comparte: