Más de la tercera parte del presupuesto para ayudas al transporte universitario se ha quedado sin destino, a pesar de que 59 personas la solicitaron y fueron rechazados.

 

Ser estudiante universitario y realizar una carrera universitaria no es fácil, pero además, tampoco es barato. Tiene dos principales gastos: la matrícula y el transporte. En el caso de un universitario de Fuengirola el coste medio de transporte al año es de más de 1.000 euros.

Es por ello que, desde el Partido Socialista, siempre han solicitado que desde el Ayuntamiento se becara el transporte a la Universidad a los jóvenes. “Somos la administración más cercana a la ciudadanía y es nuestro deber atender a sus necesidades, y más algunas necesidades tan importantes como es tener acceso a la Universidad” ha manifestado Alexis Menéndez, Portavoz Económico del Grupo Socialista en el consistorio fuengiroleño.

Hace unos años el Equipo de Gobierno tuvo a bien aceptar esta demanda y creó una partida para ayudas al transporte universitario pero con una partida insuficiente. Cierto es que la han aumentado en los últimos años, pero sigue siendo insuficiente, y siempre hemos presentado enmiendas para elevarla”.

La última partida aprobada para el curso 2019/2020 fue de 180.000 euros. En Fuengirola, según datos de la Universidad de Málaga, hay en torno a 1.200 estudiantes. “A 1.000 euros de coste medio de transporte, estamos hablando que nuestros fuengiroleños universitarios gastan más de un millón de euros, y nosotros proporcionamos ayudas por valor de 180.000 euros” ha alertado.

En el mes de diciembre se aprobaron las ayudas que, finalmente, se van a dar para el curso 2018/2019, para el cual había un presupuesto de 150.000 euros. De los 150.000 euros sólo se han concedido ayudas por valor de 98.300 euros, es decir, el 65% de las ayudas del dinero que había inicialmente aprobado y reservado para este fin. Se han dejado más de 50.000 euros sin dar de ayudas al transporte universitario a pesar de que de los 218 solicitantes, se les denegó la ayuda a 59 personas. Y de las 159, sólo a 44 se les concedió la ayuda máxima, 800 euros.

Es decir, un sin sentido, tenemos 150.000 euros reservados para ayudas al transporte universitario, nos sobran más de 50.000 euros, dejamos a 55 personas sin ayudas, y de las que sí le damos ayudas, sólo a 44 le damos la ayuda máxima” ha lamentado.

Y esto se debe a una mala planificación a la hora de realizar las bases reguladoras de la concesión de estas ayudas, que ha dejado a tanta gente sin ellas, y a tan poca gente con esa ayuda máxima, a pesar de tener dinero reservado para esta cuestión que ha sobrado” ha finalizado.

Comparte: