En estos días hemos asistido a dos hechos relevantes para los derechos LGTBI en nuestro país: la aprobación por el Congreso de los Diputados de la Ley Zerolo de Igualdad de Trato y no Discriminación promovida por el Partido Socialista y el pasado 28 de junio el Consejo de Ministros aprobó y envió al Parlamento el proyecto de Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las personas Trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI.

 

Hoy en rueda de prensa, el concejal socialista, Alexis Menéndez ha puesto en valor la aprobación por el Congreso de los Diputados de la Ley Zerolo de Igualdad de Trato y no Discriminación promovida por el Partido Socialista y la aprobación por parte del Consejo de Ministros del proyecto de Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las personas Trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI.

La Ley Zerolo de Igualdad de Trato y no Discriminación, es una legislación general antidiscriminatoria en la que se llevaba trabajando más de 10 años y que este 30 de junio finalizó su trámite parlamentario para su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Al respecto, Menéndez señalaba “esta ley abarca todos los delitos de odio, sin excepción, ninguna persona podrá ser discriminado por origen racial o étnico, nacimiento, religión, convicción u opinión, sexo, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, expresión de género, enfermedad o condición de salud, estado serológico y/o predisposición genética a sufrir patologías y trastornos, lengua, situación socioeconómica, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. Con este instrumento legal, las victimas de discriminación podrán reclamar la reparación del daño, con multas de hasta medio millón de euros”

Además, el pasado 28 de junio el Consejo de Ministros aprobó y envió al Parlamento el proyecto de Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las personas Trans y para la Garantía de los Derechos de las Personas LGTBI.

“Este Proyecto de Ley comprende una serie de políticas públicas que garantizarán los derechos del colectivo LGTBI y de las personas trans, y eliminará los obstáculos que les impiden ejercer plenamente su ciudadanía.” Explicaba Menéndez.

Esta nueva legislación va a dar un salto cualitativo en el desarrollo del proyecto vital de las personas LGTBI y elimina los obstáculos que les impiden a día de hoy vivir dignamente, dotando de garantías jurídicas las aspiraciones y demandas de las personas LGTBI en línea con los objetivos y medios definidos en la Estrategia LGTBIQ de la Unión Europea.

La Ley LGTBI y Trans también establece un nuevo procedimiento de rectificación registral que despatologiza definitivamente el cambio de sexo en el registro civil, reconociendo el derecho a la rectificación del nombre y el sexo en el registro conforme a la voluntad libremente manifestada sin documentación o requisitos médicos. Su aprobación constituye un reconocimiento al conjunto de personas y organizaciones que conforman el movimiento LGTBI y que constituyen un pilar fundamental que ha permitido este avance en España.

“Con estas dos leyes, se consigue la no discriminación independientemente de la condición o circunstancia de cada persona que, lamentablemente, en el caso de la Ley Zerolo, el grupo político VOX votó en contra, alegando que esta ley no respeta la libertad de expresión, es decir, para ellos, la libertad de expresión es poder insultar a una persona por su identidad sexual, etnia, origen racial, religión o cualquier circunstancia personal. Este es el partido que pretende gobernar en España y es el partido que cuenta con el apoyo constante del Partido Popular.”

Comparte: