Un año más, el PSOE de Andalucía se suma al llamamiento de Naciones Unidas para conmemorar el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Ratificamos así no sólo nuestro permanente rechazo a cualquier tipo de violencia ejercida contra mujeres y niñas, sino nuestro más firme compromiso en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria.

La tolerancia cero con la violencia machista es un valor democrático y, como tal, debe ser defendido por toda la sociedad. Más de 800 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o ex parejas desde 2003, año que marca el inicio de la recopilación de datos oficiales. La violencia de género -aquella dirigida contra mujeres y niñas por el simple hecho de serlo, aquella que somete a las mujeres hurtándoles libertad, voz y capacidad de decisión- se ha normalizado y frente a la vulneración sistemática de los derechos humanos sólo cabe una respuesta unánime.

Frente a la violencia económica, tolerancia cero. Frente a la violencia verbal y psicológica, tolerancia cero. Frente a la violencia sexual, tolerancia cero. Frente a la violencia física, tolerancia cero. Frente a cualquier gesto o actitud de sometimiento y discriminación de mujeres y niñas, TOLERANCIA CERO.

Una sociedad democrática, sana y decente no puede tolerar ni un asesinato machista más, no puede articular ni refrendar silencios cómplices. Las mujeres y los hombres socialistas creemos y defendemos la igualdad como principio fundamental, un principio que sabemos bajo continua amenaza. El machismo mata y la violencia machista no es sino una forma de terrorismo ante la que, ni ciudadanía ni instituciones, podemos permanecer impasibles. Nuestra unión será garantía de igualdad.

Fue un Gobierno socialista el que aprobó la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, modelo de referencia internacional y una apuesta inequívoca por la lucha global y transversal contra la violencia machista en tres áreas: prevención, apoyo y protección a las víctimas, persecución de los agresores y sensibilización social.

Lamentablemente, durante los últimos cinco años el Gobierno del PP ha condenado a España a un retroceso normativo e ideológico, vaciando de financiación a la Ley Integral y obstaculizando su aplicación y desarrollo. Los presupuestos estatales destinados a combatir la violencia machista y a fomentar las políticas de igualdad han sufrido graves recortes: un 17% y un 37%, respectivamente.

La violencia de género es un problema de Estado que necesita soluciones de Estado. Las mujeres y los hombres socialistas de Andalucía creemos urgente, posible y necesario un gran Acuerdo Social e Institucional contra la Violencia de Género, que debe contar con la suma de todas las fuerzas políticas. Sin fisuras. Sin excusas.

Es tiempo de abordar con voluntad política y con decisión una respuesta firme de sociedad, de partidos e instituciones. Es tiempo de soluciones. Por ello, y entre otras medidas, reclamamos que se…

 Repongan las partidas presupuestarias en prevención y asistencia social recortadas.

 Mantenga la red de atención directa en todos los niveles territoriales y se cree un fondo específico de apoyo a los ayuntamientos para reforzar los servicios públicos, impulsando el papel clave que desempeñan y deben seguir desempeñando los Centros Municipales de la Mujer.

 Dote de recursos suficientes a la Justicia para garantizar su eficacia. Todos los estudios nos indican que las denuncias por violencia de género no aumentan. Apenas llegan al 30%, por lo que el 70% queda impune. Hay que luchar contra esta impunidad para que las victimas tengan confianza en la Justicia, se sientan protegidas y no teman perder a sus hijos e hijas.

 Ponga en marcha el Acompañamiento Judicial Personalizado en los juzgados especializados para hacer accesible la información a las víctimas, desde el momento en el que ponen la denuncia hasta el final del proceso. Cada denuncia retirada es un éxito del maltratador en su estrategia del miedo, de la coacción y la amenaza.

 Promueva la formación especializada de profesionales que trabajen con las víctimas. La violencia de género es un fenómeno complejo, quienes se enfrentan a él tienen recibir una formación completa y rigurosa.

 Impulse la coeducación en todas las etapas educativas. Si no rompemos los ciclos del sexismo, la violencia de género pasará de generación a generación. Es nuestra tarea prevenir, proteger y reparar el daño a menores víctimas de violencia de género y, especialmente, incorporar al currículo de todas las etapas educativas la formación específica en igualdad y de prevención de la violencia de género y la educación afectivo-sexual.

 Adapte la legislación estatal al Convenio de Estambul, que amplía el concepto de violencia de género a otras formas de violencia como la económica, la psicológica, las agresiones sexuales, la mutilación o el matrimonio forzado.

De la mano del tejido asociativo feminista, las y los agentes sociales y el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, el Gobierno andaluz formuló, propuso y suscribió un Pacto de Estado para la Erradicación de la Violencia Ejercida contra las Mujeres, instando a la sociedad en su conjunto a sellar un gran Acuerdo Social, Político e Institucional y remitido en julio de 2016 al Gobierno de la Nación para su adhesión.

Tras un año reclamándolo y reivindicándolo, comprobamos con satisfacción que el pasado 15 de noviembre el Congreso de los Diputados aprobaba por unanimidad una iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista a fin de promover un Pacto Social, Político e Institucional que recupere el espíritu de consenso de la Ley Integral, vinculando a todos los partidos políticos, a los poderes del Estado y a la sociedad civil. Las y los socialistas andaluces creemos que se inicia así un nuevo camino de diálogo que da esperanzas a miles de mujeres, a sus hijos e hijas y a la sociedad española en su conjunto.

En paralelo, y conscientes de que no podemos esperar ni un minuto más para seguir dando pasos a favor de la igualdad real, Andalucía esta misma semana ha dado luz verde al anteproyecto que actualiza la Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de Medidas de Prevención y Protección Integral contra la Violencia de Género a fin de…

 Considerar víctimas tanto a las mujeres, niñas y adolescentes como a las y los menores.

 Ampliar la violencia de género también a las agresiones sexuales, el acoso sexual y por razón de sexo, la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos, la trata de mujeres y niñas, la explotación sexual, la mutilación genital femenina, el matrimonio precoz o forzado, los crímenes de honor, la violencia derivada de conflictos armados, la ciberdelincuencia y cualesquiera otras formas de violencia dirigida contra las mujeres que lesione su dignidad, su integridad y libertad.

Andalucía responde de este modo a las recomendaciones internacionales y marca el camino para las futuras reformas formuladas en el marco del citado Pacto de Estado. Las mujeres y los hombres socialistas reivindicamos y creemos en una Andalucía y una España libres. Apelamos a la unión de toda la sociedad e invitamos a todas las administraciones, ciudadanos y ciudadanas a construir un mundo seguro y libre. Recordamos a todas las mujeres asesinadas en el mundo por el simple hecho de ser mujeres y animamos a las niñas a crecer sin miedo y a los niños a crecer sin etiquetas: a soñar con un presente y un futuro en igualdad.

Comparte: